Escribe el término búscado y haz clic en la lupa.
Atención a Desastres


Alrededor del mundo los desastres están aumentando y empeorando, causando así más sufrimiento a las familias de escasos recursos. Los principios de la práctica humanitaria requieren que las personas que han sido afectadas por desastres se vuelvan parte integral en la evaluación de las necesidades y desarrollo de su comunidad post-catástrofe, implementando y monitoreando un sistema de respuesta al desastre. De acuerdo al Programa de Asentamientos Humanos de las Naciones Unidas (Hábitat-ONU) la participación de la comunidad es parte vital en el tema de la vivienda, ya que lafalta de un techo adecuado compromete las probabilidades futuras de salud, seguridad y sustento de vida de las personas.

Las madres que son cabeza de familia y sus hijos, los ancianos, los discapacitados y otros grupos marginales son los más propensos a vivir en casas con bajas condiciones de vida y son más vulnerablesa los desastres naturales y los causados por el hombre. Inscribir a estos grupos en programas de recuperación post-desastre es un gran paso para mitigar el impacto de futuros desastres.

Con más de 30 años de experiencia en el desarrollo basado en la comunidad, Hábitat para la Humanidad se enfoca en la ayuda mutua entre la institución y las familias con necesidad de un techo adecuado. Hábitat ayuda a canalizar los recursos exteriores y de la comunidad en si, hacia un desarrollo sostenible.

Vivienda transicional
 
Cuando las familias son desplazados de su hogar debido a desastres naturales o conflictos causados por el hombre, encontrar un refugio seguro se vuelve una de sus primeras preocupaciones. La vivienda transicional está diseñado para ser el puente entre el momento del desplazo hasta la reconstrucción de una vivienda permanente. Se basa en el concepto de refugio semi-permanente que puede ser mejorado, ampliado o posiblemente reubicado. Un refugio transicional exitoso es aquel que se adecua a las necesidadesde la familia que lo requiere, es algo que ellos pueden construir por sí mismos, con sus propios medios y destrezas. Introduce el método de “volver a construir mejor” a través de técnicas y principios resistentes a los peligros.

Las familias de escasos recursos que viven en países en vías de desarrollo son las que corren más riesgo al momento de un desastre. Hábitat busca ayudar a estas personas proporcionándoles unvivienda transicional post-desastre que ayude a reducir el desalojo, que mejore los trabajos de construcción local y fortalezca a las comunidades. A la vez que provee respuesta a los desastres y desarrollo permanente de los hogares, Hábitat también ofrece opciones prácticas y esperanzadoras para la vivienda.

Reducción del riesgo de desastres
 
Los desastres que son causados por la vulnerabilidad hacia los peligros de la naturaleza están reteniendo el progreso para reducir un 50 por ciento la pobreza y el logro de otros Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, la buena noticia es que la planeación y mitigación de desastres puede prevenir la pérdida de vidas y propiedades.

El Marco de Acción de Hyogo (2005) es una estrategia global para reducir los riegos y vulnerabilidades de los desastres que hace un llamado para hacer una prioridad local y nacional la reducción de riesgos de desastres. El desarrollo basado en la comunidad y la mitigación de desastres de Hábitat para la Humanidad incluye la educación y la capacitación de la comunidad para reducir el riesgo a desastres. Una vivienda adecuada es también parte elemental de la reducción de desastres.

Reconstrucción en el sitio
 
El número de personas desplazadas de sus hogares debido a conflictos o desastres naturales está incrementando mundialmente; en el año 2007 alcanzo los 67 mil millones de personas, contando con que alrededor 25 millones de personas son desplazadas a causa de desastres naturales. 

La eliminación de escombros y reciclaje de materiales de construcción son generalmente parte del ciclo de reconstrucción post-desastre, y las familias que permanecen en el lugar pueden iniciar estas actividades casi inmediatamente. Cuando las familias se hacen cargo de su propio restablecimiento son capaces de restaurar más rápido su sustento de vida y su independencia económica así como de preservar los lazos y unión con su comunidad.

Mediante sus proyectos de respuesta al desastre, Hábitat para la Humanidad ayuda a familias para que regresen a sus hogares y a las comunidades para que se organicen, construyan de nuevo y mejor, y aumenten su capacidad de recuperación. Cuando las familias regresan a su “hogar” para recuperar su propiedad, bienes salvables y materiales utilizables, se acelera el proceso para recobrar su confianza y construir de nuevo sus hogares y sustento de vida. El retorno a la vida en comunidad es también un paso clave hacia la revitalización económica.