Escribe el término búscado y haz clic en la lupa.
Acerca de Habitat para la Humanidad República Dominicana

Hábitat para la Humanidad República Dominicana es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, que promueve el derecho a la vivienda adecuada para todos y todas.  Nuestra labor inició en 1986, y desde entonces, hemos servido más de 3400 familias dominicanas con soluciones habitacionales decentes y seguras, para toda la vida; apoyando a familias de escasos recursos para que puedan desarrollarse y progresar integral y sostenidamente, a fin de que se conviertan en agentes de sus propios cambios y del de sus comunidades.

Hemos desarrollado proyectos en Barahona, Polo, Paraíso, Tamayo, Jaquimeyes, Nagua, San Juan de la Maguana, San Francisco de Macorís y Santo Domingo.

Actualmente estamos desarrollando proyectos en San Juan de la Maguana, Haina y Sabana Perdida en Santo Domingo.

Somos parte de la Red Habitat for Humanity International, la cual opera en aproximadamente 90 países del mundo. Hábitat no es un programa que regala viviendas. Selecciona familias bajo ciertos criterios sin discriminación, las cuales, además de una cuota inicial y los pagos mensuales de su hipoteca, invierten cientos de horas de su propio trabajo - su "ayuda mutua" - en la construcción de sus viviendas y las de los demás.

 

Visión

“Un país en el cual sus habitantes viven en un lugar digno”

Nuestra visión es contribuir a que personas de escasos recursos sin distinción de ninguna índole, tengan acceso a una vivienda apropiada.

Por cuanto entendemos, que el poseer una vivienda digna es un derecho humano básico, que sin lugar a dudas, ayuda con la estabilidad y el bienestar de la familia.

 

Misión

Hábitat para la Humanidad convoca a la gente para construir viviendas, comunidades y esperanza, y así mostrar el amor de Dios en acción. 

 

Principios de la misión 

1. Demostrar el amor de Jesucristo. Nosotros emprendemos nuestro trabajo para demostrar el amor y las enseñanzas de Jesucristo, y en todos nuestros actos, respetamos la creencia de que el amor y la gracia de Dios abundan para todos y todas, y que nosotros debemos ser ¨los pies y las manos¨ de ese amor y esa gracia en nuestro mundo. Creemos que, por medio de la fe, lo minúsculo se puede multiplicar para lograr algo magnífico, y que también, mediante la fe, las relaciones respetuosas entre las personas pueden prosperar

2. Enfocarse en la vivienda. Hemos elegido, como nuestro medio para manifestar el amor de Dios, la creación de oportunidades para que todas las personas vivan en una vivienda adecuada. Ponemos la fe en acción al ayudar a construir, renovar o preservar viviendas, y al trabajar en asociación con otros para acelerar y ampliar el acceso a una vivienda adecuada como el fundamento para romper el ciclo de la pobreza.

3. Abogar por viviendas adecuadas. En respuesta al llamado del profeta Miqueas a hacer justicia, amar la misericordia y caminar humildemente con Dios, nosotros promovemos la vivienda y asequible para todos y todas, y apoyamos el compromiso de la comunidad global con la vivienda como un derecho humano básico. Abogaremos por políticas habitacionales justas y equitativas para eliminar los obstáculos que las poblaciones vulnerables enfrentan al querer acceder a una vivienda adecuada; y en todo nuestro trabajo, buscaremos poner el tema de la vivienda en los corazones y en las mentes de las personas, de una manera tan impactante que la vivienda inadecuada se convierta en un asunto inaceptable a nivel social, político y religioso.

4. Promover la dignidad y la esperanza. Creemos que nadie puede vivir dignamente hasta que todos y todas podamos hacerlo. Creemos que cada persona tiene algo que aportar, y algo que ganar, al crear comunidades donde todas las personas tengan un lugar adecuado y asequible para vivir. Creemos que la dignidad y la esperanza se logran de una mejor manera a través de colaboraciones responsables, transparentes y equitativas.

5. Apoyar un desarrollo comunitario transformador y sostenible. Consideramos que logramos el éxito cuando nuestro trabajo transforma vidas y promueve un cambio social, económico y espiritual positivo y duradero, dentro de una comunidad, cuando se basa en la confianza mutua y los logros compartidos, y cuando demuestra mayordomía responsable de todos los recursos que nos han sido confiados. 

 

Valores

Devoción a Dios

Honestidad

Disposición de servicio

Trabajo en equipo

Integridad

Excelencia

Solidaridad

Respeto

 

Contáctenos

Nuestra oficina nacional está ubicada en la Calle Pidagro #58, El Millón, Santo Domingo.

Teléfono: 809-547-2091

Fax: 809-563-3552

Facebook: Habitat Dominicana  Twitter: @Habitat_DomRep

info@habitatdominicana.org